Stanley Kubrick, copyright y blockchain

Crear una prueba de copyright que reconozca la autoría de una creación siempre ha sido un tema recurrente en cualquier comunidad creativa. Desde el Estatuto de la Reina Ana, (1710) que se considera como el primer reglamento que concibió de forma legal los derechos de autor, cada vez han surgido distintos métodos más fiables para otorgar certificados de copyright.

A lo largo de la historia muchos artistas han encontrados soluciones creativas para certificar sus obras, siempre usando métodos que no estaban pensados en un primer momento para esta función. En esta línea nos ha encantado el caso del director Stanley Kubrick que hemos descubierto recientemente gracias a la exposición Stanley Kubrick (CCCB, Barcelona). Una exposición sobre la obra fotográfica y cinematográfica de este aclamado director, que aporta muchos detalles y documentos relacionados con su proceso creativo.

Kubrick es un director meticuloso que destaca por su obsesión en la perfección de los detalles, característica que sin duda se ve reflejada en el tratamiento de la imagen y de las narrativas de sus películas. Esta obsesión por un control objetivo de sus procesos creativos se ve reflejado claramente en el método para crear una prueba de creación sobre el guión de su pelicula Along Came a Spider. Kubrick se envió a sí mismo el guión de 37 páginas de, por correo . El sobre cerrado con el matasellos del 15 de mayo de 1953 se convirtió en una prueba de copyright. Un sello de tiempo basado en el sistema burocrático de los servicios de correo. Si bien no es un sistema infalible le otorgaría a la obra una prueba más para acreditar la autoría de Kubrick sobre este guión.

Es inevitable pensar en esta acción de Kubrick como una analogía de lo que se puede hacer hoy en día con la tecnología blockchain, ya que esta tecnología permite crear un “matasellos” o sellado de tiempo que funcione como prueba de copyright de una obra.

La tecnología Blockchain no fue diseñada principalmente para realizar pruebas de derechos de autor de una obra, al igual que tampoco el sistema de correos fue diseñado para esto, pero se pueden reapropiar para cumplir con esta función.

Uno de los objetivos principales del protocolo de la red de CREA y el uso de apps basadas en ella como Creary.net es dar una solución más eficiente y segura que le empleada por Kubrick con el sistema de correos. En vez de enviar un paquete físico, en Creary.net puedes enviar cualquier obra de arte digital junto a una sería de metadatos, licencias, y el hash del archivo, para que queden certificados en el sellado de tiempo de la blockchain de CREA. De esta manera se crea una cadena de enlaces que apuntan al autor principal de la obra ampliando su huella digital que se relaciona con todos sus trabajos publicados anteriormente.


Cabe pensar que una mente lúcida como la de Kubrick, muy consciente sobre la importancia de certificar la autoría de sus trabajos creativos, si hoy estuviera vivo no cabe duda de que estaría muy interesado en el uso de la tecnología de CREA para certificar sus obras.

2018-12-18T10:18:46+00:00diciembre 17th, 2018|CREA 2.0, Creary|